Plan estratégico 2014-2020

El nuevo periodo de financiación europea dentro del Programa FEADER para el periodo 2014-2020 requiere que las comarcas dispongan de su propio Plan Estratégico de Desarrollo Rural. En La Manchuela ya tenemos preparado el nuestro. Y, como no podía ser de otra manera, se ha gestado desde una premisa básica, disponer de un modelo y plan de acción de desarrollo rural propio, creado y gestado desde abajo, desde la propia comunidad, a través de la participación ciudadana, tanto a la hora de diagnosticar las necesidades de la comarca y sus habitantes, como a la hora de planificar sus líneas de acción y los planes específicos para solventarlas y superarlas.

Durante un año ese proceso participativo se plasmó en multitud de Mesas Sectoriales, Foros de Participación Ciudadana y Grupos de Debate, a lo largo y ancho de toda la comarca, donde confluyeron vecinos y vecinas a título personal, asociaciones ciudadanas y empresariales y todo tipo de colectivos, así como ayuntamientos, personal técnico y representantes políticos. En total, el nuevo Plan Estratégico de Desarrollo de La Manchuela ha sido posible gracias al concurso directo de 400 personas en más de 200 horas de reuniones y debates.

El análisis cuantitativo y cualitativo realizado en esos encuentros, junto a un pormenorizado estudio de la comarca económico y demográfico, ha permitido disponer de un diagnóstico claro y profundo de los problemas y necesidades de la comarca y, a la vez, establecer líneas estratégicas de actuación, así como un programa de acción local y propuestas específicas para cada una de ellas que, no obstante, habrá que ir detallando y desarrollando.

Cinco son las líneas estratégicas de desarrollo rural que incluye el Plan de La Manchuela para el periodo 2014-2020:

  • Redes y Alianzas

  • Infraestructuras

  • Formación e Innovación

  • Servicios a la Comunidad

  • Recursos del Territorio

Así expuestas, dichas líneas de estratégicas, no parecen decir mucho o pueden resultar obvias. La singularidad y la verdadera funcionalidad de este plan estratégico está en cono irán, van y han tomado forma en planes de acción y proyectos.

 

Creando redes y alianzas

El objetivo de crear redes y extender la cooperación permitirá a este plan de desarrollo crear nuevos espacios y canales de comunicación y participación para negociar, debatir y dialogar con las administraciones; potenciar la idea de comarca como destino turístico, mejorar los servicios mancomunados, impulsar la cultura de la cooperación y colaboración empresarial dentro de un mismo sector y entre sectores complementarios. También servirán para desarrollar estratégicas energéticas de carácter comarcal con el objetivo de reducir el consumo energético, usar fuentes de energía renovables o no contaminantes y mejorar la gestión de los residuos, entre otras muchas opciones.

 

Infraestructuras sostenibles

En cuanto a las infraestructuras, nuestro plan estratégico nos comanda para adecuar cualquier intervención con la preservación de espacios naturales, favorecer el uso y explotación de huertas tradicionales en vegas y cañadas hoy infrautilizadas, disponer de una política y planificación de suelo industrial, desarrollar nuevos sistemas de comunicación, telecomunicaciones y transporte en la comarca y recuperar patrimonio cultural y etnográfico. Otros planes de acción servirán para crear y mejorar infraestructuras comarcales básicas para evitar desplazamientos a Albacete capital.

 

Formación e innovación

Desde nuestro eje estratégico de innovación y formación los planes de acción y proyectos estarán dirigidos a ofrecer capacitaciones profesionales adecuadas a las necesidades reales de la población. Esto incluye disponer de líneas de formación homologadas y unificadas para el sector turístico. También llevar a cabo proyectos para facilitar la inserción laboral y luchar contra el desempleo, causa importante de la despoblación paulatina de nuestros pueblos. Los jóvenes serán también objetivo esencial de esta línea estratégica. En este sentido, apostamos por mejorar la formación reglada dentro de la comarca, ya que una educación de calidad que garantice igualdad de oportunidades en el futuro ayuda a fijar la población. Otra de nuestros desafíos pasa por mejorar las capacidades de gestión de empresarios y autónomos y la capacitación de agricultores y ganaderos en prácticas ecológicas y sostenibles y para la transformación y comercialización de los productos locales, ya que empresas bien gestionadas, rentables y de futuro crean empleo y garantizan el desarrollo rural.

 

Servicios para la comunidad, una cosa de todos

A la hora de impulsar la mejora de los servicios que recibe la comunidad el plan estratégico de CEDER La Manchuela se ha fijado un objetivo prioritario: impulsar y reforzar el asociacionismo en la comarca. Aquí el objetivo es doble, mejorar los servicios, a la vez que se generan dinámicas en la sociedad para autogestionar dichos servicios y proveerlos de manera autónoma. En este sentido, los proyectos de esta línea estratégica irán encaminados a ayudar a mejorar la gestión de las asociaciones y dotarles de nuevas formas de financiación. Se impulsará la creación de más asociaciones de juveniles, como germen para la aparición de nuevas oportunidades y proyectos vitales dentro de este colectivo. Potenciar el encuentro y colaboración entre las entidades de la sociedad civil, crear canales de comunicación e información efectivos, fomentar la participación y la transparencia en la gestión pública, extender los servicios de dinamizadores o agentes de desarrollo local, establecer un plan para la creación de un nuevo modelo de transporte público comarcal y financiar servicios locales deficitarios serán otros de los objetivos más específicos en esta área de actuación.

 

Dar valor al territorio y al patrimonio

Según se plasma en nuestro plan estratégico, resulta imposible la idea del desarrollo rural sin la conservación, recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico-artístico, arqueológico, cultural y etnográfico de la comarca. Algo similar ocurre con los espacios naturales y paisajes. Estos proyectos engloban una serie de actuaciones preliminares, de mantenimiento y gestión, que se transforman inmediatamente en empleos, turismo y otras formas de generación de riqueza para nuestros pueblos. También vamos a poner en marcha nuevas formas de utilizar y aprovechar los recursos y bienes comunes, como son los montes, las masas forestales y los ríos, buscando la sostenibilidad social, ambiental y económica. Algo similar haremos con los cultivos comunitarios, las vegas o las tierras abandonadas. Finalmente, en esta línea estratégica, se incluye cualquier iniciativa dirigida a corregir los desequilibrios en nuestros ecosistemas, a controlar y eliminar especies invasoras.

 

(DOCUMENTACION COMPLETA DEL PLAN ESTRATEGICO TERRITORIAL PUEDE VERSE EN EL APARTADO "DOCUMENTACIÓN" - "PROGRAMA FEADER 2014/2020 MANCHUELA"