Trayectoria

Desde su creación en 1992, la Asociación para el Desarrollo de la Manchuela ha impulsado, promovido y coordinado, a través de los diferentes programas europeos LEADER (1993-2015) y un amplio abanico de convenios y acuerdos con otras muchas organizaciones y administraciones públicas un total de 1.460 proyectos o iniciativas en la comarca. En ellos, la asociación, a través de los fondos que para desarrollo rural disponía, ha invertido un total de 17,8 millones de euros, lo que supone una subvención media por proyecto de 12.200 €.

La influencia, en términos cualitativos y cuantitativos, de estos proyectos en la comarca y en la mejora de la calidad de vida de sus vecinos ha sido amplia y positiva. En el terreno económico y de apoyo a pymes, durante estos años, el apoyo técnico y económico de nuestra asociación ha permitido la creación de más de 250 empresas y 1.070 empleos nuevos, al tiempo que permitía mantener otros 3.000, financiando la expansión o reestructuración de otras 480 empresas.

Turismo y patrimonio histórico, cultural y ambiental

El sector turístico, por su importancia en la transformación del modelo económico y productivo de la comarca y en la sostenibilidad económica y social de nuestros pueblos a medio y largo plazo, ha sido uno de los ejes más importantes de actuación de la asociación. En este sector, con nuestra colaboración, se han creado el 20% del total de nuevos empleos. También se han creado, reformado o mejorado en torno a 300 establecimientos, directamente relacionados con actividades de Turismo Rural, que actualmente acogen cada año un total de 25.000 visitantes al año, y se han creado nuevas y originales actividades turísticas para potenciar el atractivo de la comarca, en un mercado como el del Turismo Rural cada vez más competitivo. Finalmente, proyectos como Paralelo 40 o Albacete Mágico, desarrollado con otros grupos de acción local de Albacete, Castilla La-Mancha y Europa. ha permitido impulsar la comarca como un destino especial, para un turismo activo, de naturaleza y gastronómico.

Junto al apoyo al sector turístico, la asociación ha hecho especial hincapié en la revalorización y recuperación del patrimonio histórico, cultural y ambiental de la comarca. Y esto desde la convicción de que resulta vital para aumentar el atractivo turístico de la zona y para desarrollar un turismo sostenible, como para mejorar la calidad de vida en nuestros pueblos, conservar nuestras tradiciones, nuestra cultura y nuestra fauna y flora local, es decir, para conservar todo aquello que garantiza la supervivencia en el tiempo de las poblaciones rurales.

Proyectos en este ámbito hay muchos y variados, pero hay algunos que destacan especialmente por su originalidad, por su importancia a la hora de recuperar y salvaguardar el patrimonio comarcal, por su impacto en el desarrollo rural a largo plazo y por tener una dimensión más allá de lo local. En este sentido, encontramos diferentes proyectos para recuperar espacios naturales, especies animales y cultivos autóctonos. Todos ellos enmarcados en el gran proyecto que es conseguir la declaración de las Hoces del Cabriel como reserva de la Biosfera, algo que cada vez está más cerca. También la digitalización de los archivos municipales y la elaboración de la carta arqueológica de todos los pueblos de la comarca, el inventario de cucos y del patrimonio-histórico de La Manchuela, los inventarios de “Toyos” y de fuentes y manantiales de nuestra comarca o las obras de recuperación en diferentes monumentos, como castillos, iglesias, ayuntamientos y un gran número de edificios singulares. Y junto a ella una ingente producción bibliográfica, así como la edición de libros y material audiovisual sobre estos temas.   

Nuevos servicios, formación y empleo

Pero no hay desarrollo rural sin mejorar los servicios para la población local, ya que son estos, junto al empleo, los que fijan la población y hacen posible una economía sostenible y una mejor calidad de vida. De manera general, podríamos decir que todos los proyectos subvencionados podrían englobarse en esta categoría, pero en sentido estricto, estos han supuesto el 40 % del total, en términos de subvenciones. Aquí destacan servicios como el del Centro de la Mujer, residencias de ancianos, para la integración de la nueva población migrante, eventos culturales y educativos. Y también nuevas infraestructuras, como parques, áreas recreativas, aulas de la naturaleza, espacios culturales, nuevos sistemas de alumbrado, equipamientos audiovisuales para teatros y salones culturales, y un largo etc. Unos proyectos e iniciativas en los que los pueblos de la comarca y la asociación han invertido más de 7 millones de euros.

Y si hablamos de servicios, quizás uno de los más importantes haya sido la apuesta de la asociación por mejorar la empleabilidad de los vecinos de la comarca, su formación y reciclaje. Así, un 8% de las subvenciones de la asociación, aproximadamente 1,5 millones de euros, han ido dirigidas a este ámbito, a través de la creación de portales de formación online, equipamiento de aulas de formación en diversas localidades de la comarca y la impartición de miles de horas de formación, tanto de manera directa, como a través de convenios con otras entidades, empresas, o cediendo material, recursos y espacios propios para su impartición.

Y todo esto se ha conseguido a través de un CEDER La Manchuela que ha llegado a contar con hasta 13 trabajadores, pero que hoy realiza su actividad con apenas tres, debido a los problemas que la crisis ha generado también en cuanto a fondos para desarrollo rural. También gracias a los seis presidentes que hemos tenido en estos años, a las más de 100 personas que han formado parte las sucesivas Juntas Directivas, a las más de 3.000 que han participado durante estos años en las Mesas Sectoriales, a los diferentes alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas de las diferentes corporaciones municipales de la comarca y a las empresas, asociaciones, grupos y redes de acción local y personas anónimas con las que cada día trabajamos y construimos un verdadero desarrollo rural.